Saltar al contenido

Dolor de Estómago

El Significado Espiritual del Dolor de Estómago

El estómago simboliza cómo asimilamos la vida y cómo digerimos ideas. En la Biblia está escrito: «No es lo que entra por la boca lo que contamina al hombre, sino lo que sale de él».

Las personas que se quejan de la vida, se quejan todo el tiempo, muestran pesimismo, siempre dan su «objeción» antes de aceptar una idea, se quejan de vecinos, hijos, esposo, esposa, creen en lo peor, etc., son quienes causan dolores severos en el estómago, como una proyección de «indigestión» mental.

Comprendiendo nuestros hábitos

Si tienes preguntas sobre tu propio comportamiento, pregúntale a tus amigos o familiares como eres.

Pueden ayudarte a ver y comprender tus hábitos. Al principio insistirás en decir que es una mentira o una exageración de las personas, pero luego te darás cuenta de que lo que estás escuchando refleja exactamente la imagen que otros tienen de ti.

El miedo a enfrentar el presente y sin poder desahogarse, debido a su orgullo, a la hipersensibilidad que le causa dolor, a los pensamientos destructivos que nunca se eliminan de su mente, todo esto en conjunto lo hace pensar que el mundo es perverso y sin descanso.

Vea cómo se destaca del resto por su escepticismo y terquedad. Todos siempre te dicen: «Descansa un poco». «No te pongas nervioso». «Necesitas distraerte un poco». Y tantos otros consejos que dan masajes a tu ego. Sepa que si no quiere renunciar a algunos malos hábitos, incluso si causan problemas graves, es porque necesita la atención de ciertas personas. Porque al actuar como víctima, su «muleta» estará garantizada por alguien a quien chantajea constantemente.

Esto muestra cuánto debe crecer y buscar el autoconocimiento, para admitir esta verdad y controlarse. Deja de actuar como un niño y siente que para ser feliz tienes que ser alegre y optimista en tus opiniones, actitudes, fisonomía y en todos los sectores de tu vida.

Cuando conquistas o rescates el coraje, la fuerza de voluntad, el amor propio, la independencia emocional y financiera y entiendas que, detrás de tus arrepentimientos, el deseo de «pedir» algo a alguien está oculto, entonces cambiarás por completo tu postule y asuma sus problemas sabiamente y en silencio.

Si está en conflicto con alguien cercano y le causa un profundo dolor o enojo, o si siempre está tratando de demostrar lo contrario de lo que dicen sus oponentes, sepa que está nadando contra la corriente y ciertamente está perdiendo su valioso tiempo.

Deja que las cosas fluyan naturalmente. Por supuesto, debes luchar por tu ideal, pero escucha tus intuiciones y siente el momento para detener la terquedad y quizás cambiar la estrategia.

Detente y analiza tu comportamiento. Deja de lado tu hábito de analizar el comportamiento de otras personas. Sé honesto contigo mismo y reconoce que tu terquedad es del tamaño de tus dolores de estómago.

Precisamente porque eres una persona extremadamente responsable, creativa, eficiente, cautelosa, perfeccionista y sensible, terminas friccionando, a veces en secreto, con personas que no piensan como tú.
Aprende a ser más tolerante y comprensivo, ya que tu verdad no siempre es la verdad de los demás.

Lo que crees que es correcto puede no ser adecuado para otras personas, y lo que te entristece puede ser considerado por otros como una exageración de tu parte.

Aprenda a comprender el mundo de los demás e intente, al menos, respetar las opiniones y los deseos que son diferentes a los suyos. Hay varias puertas donde están las respuestas que queremos, pero mientras estemos apegados a las viejas ideas, no veremos la salida de ninguna de ellas.

Intente ignorar los detalles de una pregunta complicada, porque terminará perdiéndose entre ellos y pasará mucho nerviosismo tratando de entender cada uno. Los detalles representan muy poco para resolver ciertos problemas y lo que realmente importa en el proceso de resolver algo es un comportamiento directo, decisivo y determinado. Muchos detalles conducen a la neurosis, si no sabes cómo lidiar con ellos. ¡Precaución!

Sé flexible contigo mismo y con las ideas de los demás. Esto te ayudará a encontrar el equilibrio emocional y la antigua modestia que hace a los seres humanos tan grandiosos. Destruya esta postura de víctima, enfrente al mundo de frente y con el deseo de progresar, sin depender de nadie para nada.

___

Cristina Cairo – Lenguaje del cuerpo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.