Saltar al contenido

La Trompeta Celestial

El Significado Espiritual del Cuerno de Gabriel

El Cuerno de Gabriel (también llamado Trompeta de Torricelli) es una figura geométrica ideada por Evangelista Torricelli que tiene la característica de poseer una superficie infinita pero un volumen finito.

El cuerno de Gabriel se forma utilizando la gráfica de y= 1/x, con el dominio x > o igual a 1 (al poseer la asíntota en x = 0), y rotándola en tres dimensiones alrededor del eje X.

Su descubrimiento es anterior al cálculo y fue posible gracias al Principio de Cavalieri.

Es posible calcular tanto el volumen V como el área superficial A del cuerno entre x = 1 y x = a, donde a > 1, mediante integración.

Es la superficie de revolución que se obtiene al girar, alrededor del eje X, el gráfico de la función F(x)=1/x, con dominio x ≥ 1.

EN LA RELIGIÓN.

La trompeta de gabriel hace parte de las 7 trompetas del apocalipsis, las cuales son nombradas y descritas en la biblia como el anuncio del fin del mundo.

El significado espiritual de la trompeta es dado en Apocalipsis, 1:10

Apocalipsis 1:10 «Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, 11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea».

Las siete trompetas declarando la ira de Dios se relacionan a la Palabra de Dios que declarará la ira de Dios durante el juicio del tiempo del fin (sobre la iglesia y el mundo).

“Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas”. Apocalipsis 8 1-6